El efecto webrooming

El webrooming se impone ante el showrooming entre los millenials, jóvenes de entre 16 y 35 años. Las estadísticas de este fenómeno se inclinan hacia una nueva tendencia a la hora de comprar productos online.

Lo que hace un par de años conocíamos como showrooming, es decir, ir la tienda física, elegir los productos y acabar comprándolos de manera online, ya no sigue siendo la opción más realizada. La nueva apuesta es el proceso a la inversa; buscar durante horas, según los estudios de 1 a 2 horas diarias, los productos que quieres comprar, ya sea cosmética, ropa, electrodomésticos o tecnología para después ir a la tienda física y decidir si comprártelo o no.

Los jóvenes prefieren comprar los productos que pueden ver y probar para asegurarse de que la compra es acertada a comprarlo directamente, se calcula que más del 50% elige mirar páginas de artículos y buscar de manera online y comprar offline. Aunque el showrooming sigue siendo más mayoritario, el webrooming se hace más popular en cuánto a las compras especializadas, en concreto, el equipamiento deportivo y sector tecnológico.

En Estados Unidos el efecto webrooming ya es utilizado por el 69% de la población, a diferencia de España que no supera el 60%. Este cambio en las compras provoca que los vendedores deberán adaptarse a las nuevas tendencias del mercado y de los consumidores.

En definitiva, el cambio ha empezado y son los consumidores los que eligen cómo, cuándo y el qué compran, aún así a la hora de buscar los mejores precios y comparar el método más utilizado entre los jóvenes es de manera online.

                           captura-de-tela-2015-01-27-as-10-29-36

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *