Principales tendencias en digitalización industrial

  • Llevar a cabo una transformación integral de la compañía, desde la toma de decisiones a los procesos productivos, pasando por la gestión de activos, es un proceso fundamental para cualquier empresa industrial que quiera mejorar su competitividad en un mundo globalizado.

  • La digitalización, además, otorga una flexibilidad y versatilidad a las empresas que las hace más resilientes ante cualquier tipo de coyuntura. Algo que se ha demostrado imprescindible en los últimos años.

La digitalización está siendo el fenómeno que más está impulsando la actual Cuarta Revolución Industrial en la que estamos sumergidos. El desarrollo de tecnologías, productos, sistemas y soluciones se está produciendo a un ritmo sin precedentes. En parte gracias al esfuerzo de sus fabricantes, pero principalmente por la demanda de un sector industrial que cada vez tiene más claro los beneficios que puede obtener de las mismas.

Entre las principales ventajas obtenidas por la digitalización, la que más motiva a las empresas a realizar esta transformación es el aumento de la competitividad y de los márgenes de beneficios. Así lo demuestra un estudio de PWC, en el que se señala cómo el 86 % de las empresas industriales esperan ver una reducción de costes con la aplicación de tecnologías digitales en sus negocios.

Si la Cuarta Revolución Industrial es el escenario, la Fábrica 4.0 es su actor principal. Y es que las fábricas inteligentes son el lugar donde la fabricación tradicional converge con las ventajas del mundo tecnológico y digital.

En ellas, herramientas como la IA, el blockchain, el Machine Learning o el IIoT ya están guiando la transformación digital industrial en empresas de todos los tamaños. Pero, qué tendencias son las que van a liderar este proceso durante los próximos años es la pregunta que está en mente de todos los grandes responsables corporativos a lo largo del mundo.

Y aquí tratamos de analizarlas.

  

Máxima optimización de los procesos productivos

La transformación digital industrial implica un cambio constante, debido a la irrupción ininterrumpida de nuevas tecnologías. En este sentido, las empresas deben evolucionar en todos los ámbitos hacia la flexibilidad. En el ámbito industrial, se está trabajando para que la aplicación de la tecnología adecuada permita reducir el tiempo entre la toma de una decisión y su aplicación en la fábrica. Esto optimiza los tiempos de producción.

Además, el análisis predictivo ayuda a las empresas a entender cómo funcionan sus equipos y máquinas y por qué se paran. Así, es posible predecir aquellos fallos en la producción que se reflejan en costes innecesarios.

Como ventaja adicional, el IIoT y el Machine Learning permitirán a las empresas un importante ahorro de costes. Es sólo cuestión de tiempo ver, por ejemplo, maquinaria capaz de monitorizar el uso de combustible o el estado del motor. En este sentido, la transformación digital industrial implica una mejora de la productividad y el rendimiento

 

Personalizar el producto para que cubra las necesidades específicas de sus usuarios

El nuevo paradigma del mercado marca que los consumidores ya no son receptores pasivos de mensajes, sino que se hacen oír a través de diferentes plataformas. Las empresas de cualquier ámbito deben escucharles y actuar en consecuencia.

Este nuevo sistema era difícil de aplicar en el mundo industrial. Hace unos años era impensable fabricar productos a medida en ámbitos como el de la automoción. Sin embargo, la transformación digital industrial ha permitido que la fábrica produzca productos personalizados de la misma manera que se generan los lotes.

Herramientas como el ERP, el CRM y el Customer Experience Mapping están permitiendo a las empresas industriales acceder a información sobre toda la cadena de suministro y tomar decisiones sobre sus productos. La toma de decisiones transeccional es, por tanto, parte de la transformación digital industrial.

 

El advenimiento definitivo de la red 5G

Aunque hace años que se habla de la implantación de la tecnología 5G, 2023 será el año en el que su potencial sea evidente. Esta tecnología será la responsable no solo del aumento de la velocidad de la banda ancha, sino también de profundos cambios en la digitalización industrial y las Smart Cities, entre otras aplicaciones.

En su aplicación industrial, el 5G permitirá la llamada fabricación inteligente: se incrementará el seguimiento centralizado de actividades, el uso de la nube o la inspección de calidad.

 

Inteligencia Artificial y Machine Learning: El dato y su análisis como herramienta para lograr ventajas competitivas

La analítica de datos va a ser una de las tendencias más marcadas en la transformación digital industrial a partir de 2023. Recoger y analizar los datos de los clientes y aplicar sus enseñanzas será la tónica de los próximos años.

Lo cierto es que las empresas industriales se van a enfrentar a una realidad: la competencia ya está utilizando el análisis de datos y las que no lo hagan se quedarán obsoletas. Este proceso permite acceder a información valiosa sobre las oportunidades y problemas que generan los productos.

La IA y el aprendizaje automático aumentan los resultados del análisis de datos. Empresas de todo tipo ya están utilizando herramientas de análisis de datos digitales para explorar las opciones que ofrece la transformación digital industrial. Agilizar la producción, saber qué maquinaria necesita reparaciones o controlar el estado del inventario son algunos de los datos que son más fáciles de conocer gracias a la digitalización de los procesos.

El machine learning y la IA van un paso más allá. Permiten analizar grandes cantidades de datos, haciendo que ya no sea necesario asignar grupos enteros de analistas a estos trabajos y reduciendo a una mera fracción el tiempo necesario para analizar la información que antes podía llevar meses. Los algoritmos actuales no sólo son más rápidos, sino que son capaces de manejar un gran volumen de datos.

Esto permite, entre otras cosas, que las máquinas tengan la capacidad de aprender de los datos y tomar decisiones en consecuencia. Todo ello con el objetivo de poder resolver y automatizar procesos como los mencionados en el párrafo anterior en los próximos años.

 

Blockchain

Al igual que con la tecnología 5G, la Blockchain se anuncia desde hace tiempo como una enorme disrupción a muchos niveles (también para la transformación digital industrial), pero todavía no ofrece resultados claros, algo que se espera cambie a lo largo de los próximos años.

Y es que se esperan grandes avances en muchos ámbitos, como la seguridad alimentaria, la propiedad intelectual o la gestión inmobiliaria. Gigantes como IBM ya están dando pistas de hacia dónde se dirige esta tecnología y su aplicación a la industria, en ámbitos como la automoción, los servicios bancarios o la protección de datos sensibles.

 

Los vehículos conectados, los drones autónomos y las Smart Cities serán una realidad

El desarrollo total de tecnologías como el 5G permitirá también la explosión real de otras tendencias de las que se viene hablando desde hace tiempo. Testa y Uber ya están trabajando en vehículos conectados y autónomos, mientras que Amazon está cada vez más cerca de utilizar drones autónomos para sus envíos. Igualmente, los pasos para generar Smart Cities nos acercan a esta realidad.

La transformación digital industrial pasará por saber aplicar estas ideas e innovaciones a la industria y la fabricación, generando procesos más eficientes.

 

Metaverso, las puertas a un nuevo universo productivo

Los gemelos digitales han supuesto una revolución sin precedentes para cada paso del proceso productivo. Desde la capacidad de probar distintos escenarios para comprobar tanto cómo un ligero cambio en la cadena de producción puede afectar al rendimiento de la misma, hasta la realización de test al producto final en aras de determinar qué rendimiento va a tener este bajo determinadas circunstancias y así mejorar su rendimiento, ha optimizado procesos y productos de una manera y en unos tiempos tan cortos simplemente imposible unos años atrás.

Pero, pese a lo que pueda parecer, aún nos encontramos en una fase inicial de esta tecnología, quedando aún mucho para exprimir su máximo potencial. Sin embargo, a lo largo del pasado año se ha lanzado un concepto que podría propiciar el siguiente gran paso a la hora de mejorar el universo productivo industrial: el metaverso.

Los metaversos son definidos como “entornos donde los humanos interactúan e intercambian experiencias virtuales a través de un soporte lógico en un ciberespacio, el cual actúa como una metáfora del mundo real, pero sin tener necesariamente sus limitaciones”.

Esto, aplicado a la cadena productiva de una empresa, otorgará a la misma un altísimo valor añadido; integrando tanto los procesos productivos  intelectuales como los físicos en uno solo; haciendo que las fases de diseño y fabricación dejen de ser conceptualmente diferentes.

La evolución del proceso que consiste retirar un coche de la línea para que los ingenieros analicen un posible defecto. El feedback que estos proporcionan se integra en tiempo real en toda la organización,

Una de las consecuencias de este nuevo escenario será el desarrollo de la fabricación distribuida, próxima al consumidor, a una escala nunca conocida. Una idea balsámica en tiempos de crisis de la cadena de suministro, de “contragobalización” en la terminología del gigante global de la logística DHL.

Así, por ejemplo, un fabricante podrá situar a cualquier empleado, de cualquiera de las fases de desarrollo del producto, en el centro del mismo y analizar los posibles fallos o defectos en la fabricación, para que este tome las medidas adecuadas y proporciona el feedback necesario para que estas se adopten de manera horizontal en toda la organización.

Una posibilidad que se abre también para los clientes. Quienes, gracias a imágenes hiper realistas, podrán analizar cualquier producto o solución y dar instrucciones para que le adapten a su actividad, gustos y/o necesidades específicas.

 

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Ver la política de privacidad. View more
Aceptar